Teoría General de Sistemas (TGS) en ciencia cognitiva 
 
La teoría general de sistemas es un estudio interdisciplinario que encuentra las propiedades comunes que hacen funcionales a entidades que al cumplir relaciones de conjunto con fines propios, pasan a conformar sistemas.

Con esta cualidad sistémica se modelan todos los niveles de la realidad conocidos, y en cualquiera de sus relaciones de interpretación significativa. Realidad conocida que tradicionalmente es, o a sido estudiada por disciplinas académicas diferentes.

Los principios lógicos y leyes de relación básicos para definir un sistema, son atribuidos al biólogo austriaco Ludwig Von Bertalanffy.

 
Un sistema es una entidad material o inmaterial, imaginaria, proyectada o construida formada por partes organizadas con funciones especificas causales que interactúan entre sí de manera que las propiedades del conjunto, sin contradecirse, son mayores/diferentes a las de las propiedades de cada una de las partes. Tal propiedad sistémica da lugar a una o mas propiedades emergentes.

Los sistemas reales intercambian con su entorno energía, información y materia. Una célula,  organismo vivo, una inteligencia  la Biosfera, un planeta son ejemplos de sistemas naturales. El concepto se aplica también a sistemas humanos o sociales, como una sociedad entera, la administración de un estado, un ejército, una cárcel o una empresa. (1)

Los sistemas  pueden ser abiertos o cerrados, según que realicen o no intercambios con su entorno. Un sistema abierto es un sistema que recibe flujos de energía y materia de su ambiente, cambiando o ajustando su comportamiento o su estado según las entradas que recibe. Los sistemas abiertos, por el hecho de recibir energía, pueden realizar trabajo y  mantener  o desarrollar sus propias estructuras y su contenido de información. Un sistema cerrado, sólo intercambia energía entre sus partes hasta el agotamiento de ese contenido energético; un sistema aislado o cerrado no tiene ningún intercambio con el entorno que le rodea.

Cuando un sistema tiene la organización necesaria y motivada a sus objetivos de sistema para controlar su propio desarrollo, asegurando la continuidad de su composición y estructura se puede decir que tal sistema tiene un grado de homeostasis (equilibrio funcional) y dispone de un conjunto de flujos y transformaciones que definen su grado de homeorresis (dinámica funcional). Si las perturbaciones producidas en el sistema no superen el equilibrio propio de la homeostasis que hace segura la existencia, su definición como sistema específico  pasa a definirse como un sistema autopoyético.

Los sistemas explicados presentan dificultades en cuanto a una definición general para todos ellos, en lo que se entiende y se refiere al equilibrio. Lo cual en el caso de todos ellos es un asunto relativo, ya que este equilibrio no es estacionario sino tiene diferentes grados de funcionalidad, tanto para compensar las perturbaciones que llegan del entorno, como para cumplir con sus funciones de sistema, por ello en general todo sistema específico tiene un grado determinado de equilibrio dinámico. Esto en especial en lo que se refiere al uso de la energía y la aplicación de las leyes termodinámicas: Entropía y los de la información o los de la vida: Neg-entropía. (*)

 

La Teoría General de Sistemas existe como un propósito integrador, como método de conformación de modelos y como programa de investigación teórica, su factibilidad no es directa sino cuando mediante sus resultados se contribuye a la comprobación empírica, lógica o hermenéutica de cualquier proyecto de investigación comprobación y control o hasta que la operatividad de tal teoría, ya en la practica esté demostrada. Sus propósitos básicos están en:
  • Disponer de términos y conceptos para describir rasgos comunes y esenciales de cualquier sistema para encontrar leyes generales aplicables a la comprensión de su dinámica y sus causas.
  • Formalizar o modelar descripciones de la realidad no como entes pasivos o de estructura sino funcionales y dinámicos, que permiten descubrir tanto una parte, su función en el conjunto sistémico y la función total del sistema.
  • Se hace factible simplificar diferentes niveles de abstracción de cualquier objeto; que por su complejidad, o historicidad, son difíciles de ser explicados.
  • Los sistemas históricos necesitan ya no solo de una memoria, ya que esto no es suficiente para entender su trayectoria sin disponer de su emergencia causal como sistema en su particular trayectoria en el tiempo.
  • Supera y observa la oposición entre las dos aproximaciones al conocimiento de la realidad:
    • La analítica, basada en operaciones de reducción.
    • La estructurada, basada en la composición.
    • La emergencia de su funcionalidad como sistema.

La Teoría General de los Sistemas (TGS), surgió en el campo de la Biología, pero pronto se hizo muy útil en el estudio del desarrollo de disciplinas distintas y se aprecia su influencia en la aparición de otras nuevas. Con mayor antigüedad las aplicaciones sistémicas tienen que ver con la formación de teorías y aplicaciones estratégicas. En la actualidad se ha ido constituyendo el amplio campo de la sistémica o de las ciencias de los sistemas como parte de un enfoque integrado y funcional de la realidad.

 

(*) Nota: se usa el término entropía como el desgaste de energía hacia niveles mas "bajos de utilidad" energética de acuerdo a la segunda ley termodinámica. Originalmente se le asigno el símbolo (+) "positivo" para indicar que es creciente y continua, en tanto que lo que denominamos aquí neg-entropía es una manifestación contraria originada por la evolución de la vida y sus nuevos ordenes de información y por ello se le asigna el símbolo (-) "negativo" de allí la asignación de definición de : negentropía.

(1) Definiciones de cierta aproximación a las de Wikipedia y otras en Internet.

 

   Julio Alberto Rodríguez